Bezerra de Menezes: Biografía, vida, desencarnación, obra e historias

Hola amigo(a) de Contenido Espírita, hoy vamos a hablar acerca de quién fue Bezerra de Menezes: gran exponente de la Doctrina Espírita, médico, militar, escritor, periodista, político y filántropo. Conozca la biografía de Adolfo Bezerra de Menezes, o también conocido como «médico de los pobres», en este artículo.

 

¿Quién fue Adolfo Bezerra de Menezes?

Adolfo Bezerra de Menezes Cavalcanti, nació a los veinte y nueve días del mes de agosto de 1831, en la pequeña localidad de Riacho do Sangue, en el estado de Ceará, Brasil.

Médico y Político

Bezerra de Menezes fue:

  • Cirujano-Teniente del Cuerpo de Salud del Ejército,
  • Socio efectivo de la Academia Nacional de Medicina,
  • Concejal de la Cámara Municipal de la Corte y su Presidente,
  • Diputado de la Cámara Federal,
  • Miembro efectivo y honorario de la Sociedad Auxiliadora de la Industria Nacional,
  • Miembro del Consejo y Socio Benemérito de la Sociedad Propagadora de Bellas Artes,
  • Miembro del Liceo de Artes y Oficios,
  • Presidente de la Sociedad de Beneficencia Cearense,
  • Presidente de la Federación Espírita Brasilera en 1889,
  • Vicepresidente en 1890 y 1891,
  • Nuevamente Presidente de 1895 hasta su desencarnación en 1900.

Escritor y Periodista

Como escritor, escribió:

  • Los romances Lázzaro, el Leproso y La Casa Embrujada,
  • Fue también autor de La Locura Bajo un Nuevo Prisma,
  • Un estudio psíquico Filosófico,
  • Una Carta de Bezerra de Menezes, que se tradujo en su profesión de fe
  • También Estudios Filosóficos, dos volúmenes que contienen la mayoría de sus artículos, publicados en el periódico “O País”, entre otras obras.

Filántropo y exponente de la Doctrina Espírita

Fue también filántropo, y gran exponente de la Doctrina Espírita, se hizo conocido como “el médico de los pobres” y desencarnó el 11 de abril de 1900 en la ciudad de Rio de Janeiro.

Lea también: ¿Existe la reencarnación? ¿Qué es, qué dice la Biblia, para qué sirve?

Biografía de Bezerra de Menezes

A los siete años de edad, ingresó en la escuela pública de Vila do Frade, localidad cercana a Riacho do Sangue, donde en diez meses, aprendió los principios de la educación primaria.

A los once años de edad, Bezerra fue matriculado en la aula pública de Latín, en la Serra dos Martins, en Rio Grande do Norte, donde comenzó a vivir a partir del año de 1842, con su familia. Después de dos años estudiando Latín, ya sustituía al profesor en la clase, cuando éste, por algún motivo, tenía que ausentarse.  

En 1846 su familia retornó a Ceará, fijando su residencia en la capital, Fortaleza, y Bezerra fue matriculado en el Liceu do Ceará, donde concluyó sus estudios preparatorios.

Lea también: Joanna de Ângelis: Reencarnaciones, Libros y Mensajes

El médico, Dr. Bezerra de Menezes

Dr. Bezerra de Menezes - Médico dos Pobres

En 1851, año de fallecimiento de su padre, se mudó para Rio de Janeiro, donde en aquel mismo año inició los estudios en la Facultad de Medicina. 

En noviembre del año siguiente, ingresó como residente en el hospital de la Santa Casa da Misericórdia en Rio de Janeiro. Para cubrir sus estudios, daba clases particulares de filosofía y matemáticas.

Diagnóstico de Cáncer

Se graduó en 1856, con la defensa de la tesis: “Diagnóstico del Cáncer”. En ese año, el Gobierno Imperial decretó la reforma del Cuerpo de Salud del Ejército Brasilero, y nominó para gerenciarlo, como  Jefe de cirujanos, al Dr. Manuel Feliciano Pereira Carvalho, su antiguo profesor, que lo invitó para trabajar como su asistente.

En 1858, se candidatizó a un cupo de profesor substituto de la Sección de Cirugía de la Facultad de Medicina de Río de Janeiro. En ese año salió su nominación oficial como asistente del Cuerpo de Salud del Ejército, en el puesto de Cirujano-Teniente y, el 06 de noviembre, se casó con Maria Cândida de Lacerda, quien moriría de una enfermedad repentina el 24 de marzo de 1863, dejándole dos hijos, uno de tres y otro de un año de edad.

Editor de los Anais Brasilienses de Medicina

En el período de 1859 a 1861, ejerció la función de editor de los Anais Brasilienses de Medicina, periódico de la Academia Imperial de Medicina.

En 1865, se casó, en segundas nupcias, Cândida Augusta de Lacerda Machado, hermana por parte de madre de su primera esposa, y que cuidaba de sus hijos hasta entonces, con quien tuvo siete hijos más.

Médico de los pobres

Por su postura de médico caritativo, atendiendo personas que necesitaban, pero no podían pagar, Bezerra donó su anillo de grado en medicina a una madre, para que comprara los medicamentos que su hijo necesitaba. Y tenía como principio que regía su vida, lo siguiente:

“El verdadero médico es esto: no tiene el derecho de terminar de comer, de escoger la hora, de preguntar si es lejos o cerca… O que no acude por estar con visitas, por haber trabajado y sentirse cansado o por ser tarde en la noche, malo el camino y el tiempo, estar cerca o lejos de la colina; o que sobre todo pide un carro a quien no tienen con qué pagar la receta, o dice a quien le llora a la puerta  que busque otro -ese no es médico, es negociante de la medicina, que trabaja para recoger capital e intereses de los gatos de la graduación”.

Bezerra de Menezes en la Política

Dr. Bezerra de Menezes na Política

Al final de los años 1850, la Câmara Municipal do Município Neutro tenía como presidente a Roberto Jorge Haddock Lobo, del Partido Conservador. Al mismo tiempo, Bezerra de Menezes ya se destacaba por la actuación profesional y por el trabajo enfocado a la población necesitada.

De ese modo, en 1860, en una reunión política, algunos amigos plantearon la candidatura de Bezerra de Menezes, por el Partido Liberal, como representante a la Câmara, de la parroquia de São Cristóvão, donde residía en aquel entonces. Consciente de la nominación, Bezerra la rechazó inicialmente, pero, por insistencia, acabó comprometiéndose solo en no hacer una declaración pública de rechazo de los votos que le fueran otorgados.

Elección y exoneración

Abiertas las urnas y contados los votos, Bezerra fue electo. Sus adversarios, liderados por Haddock Lobo, impugnaron su mandato bajo el argumento de que militares de Segunda Clase no podían ejercer el cargo de concejal. De esa forma, para apoyar al Partido, que necesitaba de él para obtener la mayoría en la Câmara, decidió solicitar la renuncia del Cuerpo de Salud. Una vez eliminado el impedimento, fue posesionado en el mismo año.

Fue reelecto concejal de la Câmara Municipal do Município Neutro, para el período de 1864 a 1868.

Diputado, concejal y presidente

Fue electo diputado Provincial por Rio de Janeiro en 1866, a pesar de la oposición del entonces primer-ministro Zacarias de Góis y de los jefes liberales — senador Bernardo de Sousa Franco y diputado Francisco Otaviano de Almeida Rosa. Posesionado en 1867, la Câmara de los Diputados fue disuelta en el siguiente año  (1868), debido al surgimiento del Partido Conservador.

Regresó a la política como concejal en el período de 1873 a 1885, ocupando varias veces las funciones de presidente interino de la Câmara Municipal, entrando en vigencia en julio de 1878, cargo que actualmente correspondería al de Prefecto.

Iniciativas pioneras

Fue electo diputado general por la Provincia de Rio de Janeiro, en el período de 1877 a 1885, año en que finalizó su carrera política. En este período acumuló el ejercicio de la presidencia de la Câmara y del Poder Ejecutivo Municipal. En su actuación como diputado, se destacan algunas iniciativas pioneras:

  • Buscó, a través de proyecto de ley, reglamentar el trabajo doméstico, con miras a otorgar esta categoría, inclusive, el aviso previo de 30 días;
  • Denunció los peligros de la contaminación que ya en aquella época afectaba a la población de Rio de Janeiro, promoviendo medidas para combatirla. Fue miembro, a partir de 1882, de las Comisiones de Obras Públicas, Redacción y Presupuesto.

Bezerra de Menezes y la Doctrina Espírita

Dr. Bezerra de Menezes e o espiritismo

Bezerra conoció la Doctrina Espírita cuando se lanzó la traducción en lengua portuguesa de “El Libro de los Espíritus”, en 1875, a través de un ejemplar que le fue entregado con dedicatoria por su traductor, el también médico Dr. Joaquim Carlos Travassos. Sobre el contacto con la obra, el propio Bezerra registró posteriormente:

“Me lo dio en la ciudad y yo vivía en la Tijuca, a una hora de viaje en tranvía. Embarqué con el libro y, como no tenía distracción para el largo viaje, me dije a mí mismo: ¡Dios! No iré al infierno por leer esto… También, es ridículo confesarme ignorante de esta filosofía, cuando he estudiado todas las escuelas filosóficas. Pensando así, abrí el libro y me aferré a él, como lo había hecho con la Biblia. Leía. Pero no encontraba nada que fuese nuevo para mi Espíritu. Sin embargo, todo aquello era nuevo para mí!… Yo ya había leído u oído todo lo que se encontraba en “El Libro de los Espíritus”. Me preocupé seriamente con este hecho maravilloso y me decía a mí mismo: parece que yo era espírita inconsciente, o como se dice vulgarmente, de nacimiento.”

Contribuyó para su adhesión el contacto con las “curas extraordinarias” obtenidas por el médium João Gonçalves do Nascimento, en 1882.

 

Artículos doctrinarios

Con el lanzamiento del periódico Reformador, por Augusto Elias da Silva en 1883, pasó a colaborar con la redacción de artículos doctrinarios.

Después de estudiar por algunos años las obras de Allan Kardec, el 16 de agosto de 1886, a los cincuenta y cinco años de edad, ante un gran público, estimado, conforme a sus biógrafos, entre mil y quinientas y  dos mil personas, en el salón de conferencias de la Guarda Velha, en un largo discurso, justificó su opción de abrazar el Espiritismo.

Periódico «O País»

El evento llegó a ser mencionado en una nota publicada por el periódico “O País”, periódico con mayor circulación en la época.

En el año siguiente, a pedido de la Comissão de Propaganda do Centro da União Espírita do Brasil, inicia la publicación de una serie de artículos sobre la Doctrina en “O País”.

En la sección titulada “Espiritismo – Estudos Filosóficos”, los artículos salían regularmente los domingos, en el período del 23 de octubre de 1887 a diciembre de 1893, firmados bajo el seudónimo “Max”.

Lea también: Espiritismo: ¿Qué es?, historia, fundamentos y obras principales

 

Movimiento Espírita

En la década de 1880, el incipiente movimiento espírita en la capital y en el país, estaba marcado por la dispersión de sus adeptos y de las entidades en que se reunían. También ya había una clara división entre dos “grupos” de espíritas: los que aceptaban el Espiritismo en su aspecto religioso (el grupo más grande, en el cual se incluía Bezerra) y los que no aceptaban el Espiritismo en ese aspecto.

En 1889, Bezerra fue percibido como el único capaz de superar las divisiones, siendo elegido presidente de la Federación Espírita Brasilera (Federação Espírita Brasileira – FEB).

En ese período, inició el estudio sistemático de “El Libro de los Espíritus” en las reuniones públicas de los viernes, comenzando a escribir el Reformador; ejerció además la tarea de adoctrinador de Espíritus obsesores.

Presidente del Congreso Espírita Nacional

Organizó y presidió un Congreso Espírita Nacional, con la presencia de 34 delegaciones de instituciones de diversos estados. Asumió la presidencia del Centro da União Espírita do Brasil el 21 de abril y, el 22 de diciembre de 1890, ofició al entonces presidente de la República, Mariscal Deodoro da Fonseca, en defensa de los derechos y de la libertad de los espíritas contra ciertos artículos del Código Penal Brasilero de 1890.

De 1890 a 1891, fue vicepresidente de la Federación Espírita Brasilera (Federação Espírita Brasileira – FEB) en la gestión de Francisco de Menezes Dias da Cruz, época en que tradujo el libro “Obras Póstumas” de Allan Kardec, publicado en 1892. A finales de 1891, se registraban importantes diferencias internas entre los espíritas y fuertes ataques exteriores al movimiento.

Bezerra de Menezes se alejó por un tiempo, continuando asistiendo las reuniones del Grupo Ismael y la redacción de dos artículos semanales en “O País”, que terminaron al final de 1893. Profundizándose los desacuerdos en la institución, fue invitado en 1895, a reasumir la presidencia de la Federación (FEB). En esta gestión inició el estudio semanal de “El Evangelio según El Espiritismo”, fundó la primera librería espírita en el país y sucedió la vinculación de la institución al Grupo Ismael y a la Asistencia a los Necesitados.

Lea también: Propósito de vida: ¿Cómo definir su propósito? Consejos e Inspiraciones

Bezerra y Kardec

Por la actuación destacada en el movimiento espírita de la capital brasilera en el último cuarto del siglo XIX, Bezerra de Menezes fue considerado un modelo para muchos, especialmente para los espíritas. Su inmenso amor a Jesús, a María, la Madre Santísima y a su prójimo, su índole caritativa, la perseverancia, y la disposición amorosa para superar los desafíos. Esas características, sumadas a su militancia en la divulgación y en la reestructuración del movimiento espírita en el país, lo llevaron a ser considerado el “Kardec Brasileiro”, en un justo homenaje al papel de relevancia que desempeñó.

Bezerra continúa amparando y orientando a sus hermanos del camino, que prosiguen a través de las reencarnaciones sucesivas, desarrollando los potenciales hijos de Dios, dirigiéndose, por lo tanto a la perfección, También Bezerra es escogido como benefactor por una cantidad muy grande de instituciones espíritas en el Brasil y en el mundo, que le homenajean con su nombre, o nombre, de la Institución Espírita.

Lea también: Allan Kardec: Biografía e información confiable de fuentes oficiales

La Desencarnación de Bezerra de Menezes y el Despertar en el Mundo Espiritual

Dr. Bezerra de Menezes Desencarne e o despertar no mundo espiritual

Alcanzando una alta elevación espiritual y conquistando títulos de nobleza, por una larga vida, totalmente dedicada al bien y al prójimo, a ejemplo de grandes figuras de la humanidad, olvidándose de sí mismo, el ¡Médico de los pobres”, al despertar del más allá de la tumba, en la vida que prosigue, lo que se dio rápidamente, principalmente en razón de la vida que desenvolvió en su última experiencia en el cuerpo, totalmente desprendido de la materia, consciente de los objetivos mayores de la existencia, amar y servir, Bezerra es despertado del proceso letárgico por algunos espíritus selectos, nobles, e informado de su regreso a la patria espiritual.

Es cuando, desde el ambiente en que se encontraba, a través de una ventana, él se refiere a un ruido que venía del exterior, al que los amigos que allí lo recibían, lo invitan a que se acerque a la ventana y vea por sí mismo de qué se trataba. Al aproximarse Bezerra es tomado por una gran sorpresa, pues se encuentra con una multitud sin fin y pregunta a los amigos, quiénes eran aquellas personas.

 Y estos ángeles bondadosos, le dicen que se tratan de personas que se cruzaron en su camino en la Tierra y habían recibido su auxilio, su ternura, su amor, y que los demás eran amigos y parientes de todos aquellos que de una u otra forma, fueron por él, Bezerra, auxiliados, demostrando el largo alcance, los infinitos lazos de familia Universal al que Jesús se refirió.  

Lea también: Enseñanzas de Jesucristo: Las 10 grandes enseñanzas

Conclusión

Bezerra de Menezes continúa hoy, aún vinculado al planeta Tierra, bendita escuela de almas, trabajando por auxiliarnos a todos nosotros que traemos diversas dificultades e innúmeras imperfecciones, sus hermanos de la retaguardia, y a través de la mediumnidad bendecida de Divaldo Pereira Franco, la “trompeta” del Cristo, el Heraldo del Evangelio, nuestro querido benefactor Dr. Bezerra, como es cariñosamente conocido, aparece en algunos eventos Espíritas, trayendo sus palabras de consuelo, de estímulo y orientaciones para que tengamos certeza de que realmente el Maestro de los Maestros, el Amigo de los que no tienen Amigos, Jesús, no nos dejó huérfanos.

 

Referencias bibliográficas

–Wikipedia.
– Lindos Casos de Bezerra de Menezes – Editora Lake – 12ª edición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *