Allan Kardec: Biografía e información confiable de fuentes oficiales

Hola, amigos de Contenido Espírita! Finalmente conseguimos reunir en este contenido, riquísimas observaciones e informaciones comprobadas sobre Allan Kardec! En este artículo, vamos a hablar sobre «¿Quién fue Allan Kardec?» ¿Por qué ese nombre es tan nombrado en la Doctrina Espírita? ¿Cuál fue la misión de ese espíritu reencarnado en el siglo XIX? Curiosidades sobre Allan Kardec, Libros Principales de Allan Kardec, etc.

¿Usted sabía, que Allan Kardec, ese personaje tan importante en la historia del Espiritismo, era escéptico en relación a la comunicación de los espíritus y a los fenómenos de las mesas giratorias?

Pero, fue justamente ese cuestionamiento lógico que permitió que él mismo, con la ayuda del plano espiritual, formule un método de investigación que sería irrefutable y traería al mundo pruebas sobre la veracidad de todo aquello y finalmente reuniría esos conocimientos en la obra misericordiosa de la Doctrina Espírita que es el Consolador prometido por Jesús.

Vamos entonces!

¿Quién fue Allan Kardec?

Allan Kardec, cuyo verdadero nombre era Hyppolyte Léon Denizard Rivail, nació en Francia, en 1804 y dedicó 30 años de su vida a la educación. Bachelor en Letras, educador y traductor, habiendo escrito varias obras pedagógicas y una de gramática francesa clásica. Fue discípulo destacado y activo divulgador del método del educador Henri Pestalozzi y llegó a sustituirlo en la Dirección, en sus ausencias, de la eminente escuela de Yverdon (Suiza), considerada modelo para toda Europa.

Allan Kardec - Mesas Girantes - Quem foi Allan Kardec Espiritismo

Después de ser presentado a los fenómenos de las “Mesas Giratorias”, observó que detrás de aquella curiosidad, existía algo de mayor valor y profundidad. Estudió las comunicaciones de los seres “inmortales”, como se autodenominaban y determinó su autenticidad.

Codificador del Espiritismo

Fue invitado, por los Espíritus, a ser su intermediario para entregar al mundo una nueva ciencia y una nueva filosofía de consecuencias morales basada en el Evangelio de Jesucristo y es por esto considerado como el Codificador del Espiritismo.

Así, adoptó el pseudónimo de Allan Kardec, para que su nombre no influenciase en las publicaciones de los libros que constituirían la base de la Doctrina Espírita.

Reconocido por el notable astrónomo francés Camille Flammarion como “El sentido común encarnado”, Kardec fundó la Sociedad Parisiense de Estudios Espíritas y la Revista Espírita (Revue Spirite), que fueran fundamentales para la difusión del Espiritismo en todo el mundo.

Kardec como embajador del Espíritu de Verdad, sistematizó, coordinó, organizó, y finalmente codificó la Doctrina Espírita, que constituye el “Consolador” prometido por Jesús.

Lea también: Bezerra de Menezes: Biografía, vida, desencarnación, obra e historias

¿Por qué el nombre Allan Kardec?

Al dedicarse a los estudios de los fenómenos espirituales, participaba de reuniones donde sucedían las comunicaciones entre vivos y los dichos: muertos o Espíritus. Durante una reunión mediúmnica en la casa de la familia Baudin, en París, un Espíritu de nombre Zéfiro se manifestó y afirmó que él había conocido al profesor Rivail en una vida anterior, en el tiempo de los Druidas, cuando ellos vivieron juntos en Galia. De acuerdo con Zéfiro, en aquella época, Rivail se llamaba Allan Kardec.

Y para que su nombre de educador famoso no influenciase en la nueva doctrina naciente, cuando publicó “El Libro de los Espíritus” en 1857, y, siendo aquel libro de autoría de los Espíritus que dictaron la obra, optó por adoptar el pseudónimo de “Allan Kardec” en todos sus nuevos trabajos. Fueron 23 volúmenes dedicados a la Doctrina Espírita en más de 12 años de escritos e investigaciones lúcidas, científicas y exhaustivas, un verdadero legado dejado para todos nosotros.

Lea también: Pase Espírita: ¿Qué es?, Principales Beneficios y Preguntas Frecuentes

El joven Rivail

Descendiente de una familia de magistrados, nació en Lyon, en Francia, el pequeño Hyppolyte, era hijo de Jean Baptiste-Antoine Rivail, juez de campaña y Jeanne Louise Duhamel, su esposa, residentes en la calle Sala, N° 76. La familia vivió en los alrededores de la ciudad de Lyon, en el distrito de Bourg-em-Bresse, una comuna francesa, capital del departamento de Ain. Cuando cumplió diez años se mudó a la ciudad de Yverdon-les-Bains en Suiza para estudiar en el Instituto Pestalozzi, pionero de la pedagogía moderna, que introdujo en Europa su nuevo método de enseñanza basado en la intuición (extraer de dentro) como fuente de conocimiento.

Allan Kardec Educador: antes de la Doctrina Espírita

Las actividades diarias y la formación académica de Rivail en el Instituto Pestalozzi ciertamente fortalecieron el cuerpo, nutrieron el espíritu y moralizaron el corazón. Con un programa educacional completo y mejorado, muchos franceses y alemanes ilustres fueron también allí educados. La organización y el método de enseñanza abarcaban las disciplinas de Química, Física, Biología, Mineralogía, Botánica, Zoología, Anatomía comparada, Historia natural, Fisiología, Psicología, enseñanza de idiomas como Griego, Latín, Italiano, Inglés, Francés y Alemán. Las Matemáticas comprendían Cálculo, Aritmética superior y Geometría. Se estudiaba también Geografía y hasta Astronomía. Se incluía Bellas Artes, Dibujo, Música y Enseñanza Religiosa y Moral.

Después de la pacificación europea con el fin de las guerras napoleónicas, cautivando la simpatía y admiración de los maestros, Denizard Rivail, a los 14 años, se transformó en colaborador eficiente de la escuela, enseñando a los menos adelantados. Más tarde, recibiendo también la educación formal superior en el Instituto (Escuela Normal), amplió sus conocimientos y experiencia que serían importantes en la publicación de sus propios libros didácticos en el futuro.

Actividades educacionales

En una fecha controvertida entre sus biógrafos, probablemente Rivail se habría separado del Instituto Pestalozzi en 1822, retornó para Lyon y enseguida se mudó para París y estableció residencia en la calle de la Harpa, Nº 117. Allí encontró oportunidades de continuar sus actividades educacionales.

Entre sus veinte y dos (22) obras de educación, citaremos las siguientes, conforme citación en la Revista Espírita de mayo/1869:

  • Plan Proposé pour L’amélioration de L’éducation Publique (Plan propuesto para mejoramiento de la Instrucción pública) (1828).
  • Cours pratique et théorique d’arithmétique, d’après la méthode de Pestalozzi, à l’usage des instituteurs et des mères de famille (Curso práctico y teórico de Aritmética, según el método de Pestalozzi, para uso de los profesores y de las madres de familia) (1824).
  • Grammaire française classique (Gramática francesa clásica) (1831).
  • Manuel des examens pour les brevets de capacité (Manual de los Exámenes para los títulos de capacidad).
  • Solutions raisonnées des questions et problèmes d’arithmétique et de géométrie (Soluciones racionales de las preguntas y problemas de Aritmética y de Geometría) (1846).
  • Catéchisme grammatical de la langue française (Catecismo gramatical de la lengua francesa) (1848).
  • Programme des cours usuels de chimie, physique, astronomie, physiologie qu’il professait au Lycée Polymathique (Programa de los cursos usuales de Química, Física, Astronomía, Fisiología, que profesaba en el Liceu Polimático).
  • Dictées normales des examens de l’Hôtel de Ville et de la Sorbonne, accompagnées de Dictées spéciales sur les difficultés orthographiques (Dictados normales de los exámenes de la Municipalidad y de la Sorbona, seguidos de Dictados especiales sobre las dificultades ortográficas) (1849), obra muy apreciada en la época de su aparición y de la cual recientemente fueron sacadas nuevas ediciones.

Lea también: Joanna de Ângelis: Reencarnaciones, Libros y Mensajes

Allan Kardec y las mesas giratorias

A partir de 1853, después de ocurrir los acontecimientos de Hydesville, en América del Norte, Europa entera tenía las intenciones volcadas para los fenómenos de las llamadas “mesas giratorias y danzantes”, considerado el mayor acontecimiento del siglo, por la prensa y autores de la época. Y eminentes científicos, como Faraday, Chevreul, Arago, Babinet, entre otros, se dedicaron a descubrir sus causas y explicarlas. En Francia, especialmente en París, la Alta Sociedad se reunía en salones elegantes para extender las manos sobre las mesas con la intención de hacerlas mover, escribir sobre una pizarra en el intento de entrar en contacto con los Espíritus.

Surgieron las teorías más diversas y pronto fueron despreciadas por no corresponder a los hechos observados. El más coherente fue uno de los estudiosos del «Magnetismo» que suponían que era consecuencia de la acción de un fluido eléctrico o magnético de propiedades desconocidas. El Prof. Denizard Rivail era conocedor del tema como declara en el libro «Obras póstumas» y su amigo el Sr. Fortier le trajo una novedad extraña: las mesas hablan y responden preguntas, demuestran cierta inteligencia. Fue a fines de 1854, cuando Rivail respondió a su colega: “Sólo lo creeré cuando lo vea y cuando me prueben que una mesa tiene un cerebro para pensar, nervios para sentir y que puede convertirse en sonámbula. Hasta entonces, permita que yo no vea en el caso más que un viejo cuento de esposas”.

Rigor científico y ético

Notamos el rigor científico y ético del Prof. Rivail, que en 1855, en la casa de la Sra. Plainemaison, presenció por la primera vez el fenómeno y declaró que “no dejaban margen a cualquier duda”, pues recibió respuestas inteligentes a través de golpes, pizarras escritas, cestas unidas a una pluma y dice más tarde que “previó” en aquellas aparentes trivialidades, cualquier cosa seria, como la revelación de una nueva ley, «que aproveché para investigar a fondo”.

Siguió sus estudios a través de las reuniones en la residencia de la familia Baudin, y en 1856 comenzó a diseñar su proyecto de “un libro que un día, reunirá todos los hombres en un mismo sentimiento de amor y caridad”, como dice el Espíritu de Verdad en los Prolegómenos de “El Libro de los Espíritus”.

Lea también: Mediumnidad: Tipos, Ejemplos, Cómo Desenvolver y Libros Confiables

 

¿Allan Kardec es el codificador o creador del Espiritismo?

Según el diccionario Aurelio, crear es: componer en la mente; concebir o inventar y codificar, significa: reunir varios contenidos en una sola obra; compilar.

Diferenciamos los términos para enfatizar que le correspondió al Prof. Rivail, observar, comparar, juzgar los hechos, cuidar y perseverar en su intención y concluir que realmente eran los Espíritus de los que murieron la causa inteligente de los fenómenos y extrajo de ahí, por deducción, las leyes que rigen esos fenómenos, de consecuencias filosóficas, científicas y religiosas.

Nuevamente en el libro “Obras Póstumas” el Prof. Rivail revela que comprendió la gravedad de aquellos fenómenos y que eran la “llave” para el futuro de la humanidad y la solución que buscaba en toda su vida. Comenzó a llevar a las sesiones una serie de preguntas sobre problemas diversos y los Espíritus sabiamente respondían. Percibió que aquello se constituía de “un todo” y que dadas sus proporciones, constituía una doctrina, y se dispuso a publicar las enseñanzas recibidas, para la instrucción de todas las personas.

Lea también: Conferencias Espíritas: sobre Jesús, Reencarnación, Mediumnidad y la Doctrina

¿Cuál era la misión de Allan Kardec?

En 1856, Rivail recibió la primera revelación de que tenía una misión importante que cumplir. A través de la médium Srta. Japhet, el Espíritu de la Verdad le comunicó que él podría triunfar o fallar, que otro podría tomar su lugar, pues la tarea sería de mucha responsabilidad. Su obra debería constituirse como la Tercera Revelación, el “Consolador” prometido por Jesús.

Hippoliyte Léon Denizard Rivail dedicó su tiempo, su descanso, su vida en la comunión entre los dos mundos, acumulaba trabajo intenso y estudio en el formato de “El Libro de los Espíritus”. De 50 cuadernos de comunicaciones diversas de la Srta. Japhet, sus padres delegaron al noble profesor, la tarea de separar, compilar, comparar, condensar y coordinar aquellos mensajes que los Espíritus dictaron a la médium sonámbula (inconsciente).

La tarea era herculina, sistematizar centenas de dictados, recibidos de diversas fuentes mediúmnicas principalmente de las Srtas. Baudin en presencia de una numerosa y selecta asistencia. Desarrollaba, completaba, remodelaba y presentaba los resultados a los Espíritus misioneros, que muchas veces recomendaban una nueva revisión.

Lea también: Propósito de vida: ¿Cómo definir su propósito? Ejercicios e Inspiraciones

O Livro dos Espíritos – A fundação do Espiritismo

La primera edición de “El Libro de los Espíritus” fue publicada el 18 de abril de 1857, con 176 páginas y 501 preguntas y respuestas sobre la “Doctrina Espírita”, las “Leyes Morales” y un capítulo especial de las “Esperanzas y Consolaciones”. Esta fecha marca la fundación del Espiritismo. Nuevas ediciones fueron realizadas y el volumen fue ampliado, en su 2ª edición, que contiene 1019 preguntas y aproximadamente 500 páginas.

Millares de ejemplares fueron vendidos y el efecto fue sorprendente, hasta para Rivail y los editores. El suceso trajo elogios, pero también críticas y sus detractores.

Allan Kardec, como pasó a ser conocido, inició la publicación de un Periódico mensual, la Revista Espírita – Periódico de Estudios Psicológicos – que circuló por la primera vez en París, en el día 1º de enero de 1858, y fue publicada bajo la responsabilidad directa de Allan Kardec hasta su desencarnación, que tuvo lugar el 31 de marzo de 1869, pasando, a partir de entonces, a ser administrada por sus continuadores hasta nuestros días.

 

Sociedad Parisiense de Estudios Espíritas

Fundó el 1° de abril de 1858, la Sociedad Parisiense de Estudios Espíritas teniendo como objetivo: “El estudio de todos los fenómenos relativos a las manifestaciones espíritas y sus aplicaciones a las ciencias morales, físicas, históricas y psicológicas”.

Pasó a escribirse con una infinidad de personas que leyeron sus libros elogiando o criticando (partidarios u oponentes), y a todos respondía con gentileza.

Pero su misión todavía no estaba terminada, continuó trabajando e publicó las cinco obras fundamentales (pentateuco Espírita), formado por los siguientes volúmenes:

  1. El Libro de los Espíritus, lanzado en 1857, abordando las causas primeras, el mundo de los Espíritus, las leyes morales y las esperanzas y consolaciones según la visión espírita.
  2. El Libro de los Médiums, segunda de las cinco obras básicas del Espiritismo, publicada en 1861, en Francia, que aborda los fenómenos de la Mediumnidad, la comunicación entre los encarnados y los Espíritus, y el sorprendente capítulo sobre las Obsesiones.
  3. El Evangelio según El Espiritismo, lanzada en abril de 1864, revela la vinculación religiosa de la Doctrina Espírita con Jesús relacionando las enseñanzas evangélicas bajo la óptica de la Doctrina Espírita.
  4. El Cielo y el Infierno, cuarta de las cinco obras básicas del Espiritismo, lanzada en 1865, en Francia, que en la primera parte examina críticamente las creencias religiosas y sus incoherencias con el conocimiento actual. En la segunda, decenas de diálogos de los Espíritus, los cuales narran sus impresiones que traen de más allá de la tumba.
  5. La Génesis, obra publicada el 6 de enero de 1868, aborda varias preguntas de orden filosófico y científico, como la creación del Universo, la formación de los mundos, el surgimiento del Espíritu según el paradigma espírita de comprensión de la realidad.

Lea también: El Evangelio en el Hogar: Cómo hacer el Evangelio en el Hogar (paso a paso)

Curiosidades sobre Allan Kardec

Madame Allan Kardec

Allan Kardec se casó en 1832 con la también profesora Amélie-Gabrielle Boudet, socia de Mme. Pestalozzi en el Instituto de Yverdon, en la educación de los niños y jóvenes. Autora de tres libros: uno de cuentos, otros de dibujo y Bellas Artes, asignaturas que impartía. Amélie era nueve años mayor que el Prof. Rivail, pero era jovial física y espiritualmente. No tuvieron hijos, pero educaron a muchos.

Narra Zêus Wantuil, que en 1835, la pareja sufrió un revés significativo. El Instituto fue obligado a cerrar sus puertas. Sin embargo, al tener una esposa muy comprensiva, resignada y valiente, fue fácil para él superar estos tormentosos eventos. Amparándose mutuamente, ambos se lanzaron a mayores trabajos. Durante el día, mientras Rivail se encargaba de la contabilidad de casas comerciales, su esposa colaboraba de alguna forma en la preparación de los cursos gratuitos que habían organizado en la propia residencia, y que funcionaron de 1835 a 1840.

Acompañando a su esposo en esas investigaciones, era posible ver la alegría emotiva con la que Amélie se dio cuenta de los hechos que abrieron nuevos horizontes de felicidad para la Humanidad. Después de innumerables observaciones y experiencias, el profesor Rivail puso sus manos en la maravillosa obra de la Codificación, y es de su querida esposa, entonces con 60 años, que él recibe todo el apoyo moral en ese compromiso. Ella se transformó en verdadera secretaria del esposo, apoyándolo en los nuevos y bastantes más arduos trabajos que ahora le tomaban todo el tiempo, estimulándolo e incentivándolo en el cumplimento de su misión.

Sociedad Anónima del Espiritismo

Profundamente convencida de la verdad de las enseñanzas espíritas, ella buscó garantizar la vitalidad del Espiritismo en el futuro, y, de acuerdo a lo que ella misma dijo, no podría aplicar mejor el tiempo que todavía tenía en la Tierra, antes de reunirse con su esposo. Esforzándose por concretar los planes expuestos por Allan Kardec en la “Revue Spirite” de 1868, ella consiguió, después de cuidadosos estudios hechos conjuntamente con algunos de los viejos discípulos de Kardec, fundar la “Sociedad Anónima del Espiritismo”.

Destinada a la divulgación del Espiritismo por todos los medios permitidos por las leyes, la mencionada sociedad tenía, sin embargo, como objetivo principal, la continuación da “Revue Spirite”, la publicación de las obras de Kardec así como de todos los libros relacionados al Espiritismo. Gracias a la visión, al empeño y a la devoción sin límites de Madame Allan Kardec, el Espiritismo creció a pasos de gigante, no solo en Francia, sino en todo el mundo.

Reencarnaciones de Allan Kardec (confirmadas por los Espíritus)

  1. Reencarnación como ALLAN KARDEC, en Galia, hoy Francia, de acuerdo a revelaciones del Espíritu Zéfiro y que se encuentra en el libro “Obras Póstumas – Mi inicio en el Espiritismo” y en el libro “¿Qué es el Espiritismo?” de Henri Sausse, editado por la FEB (Federação Espírita Brasileira).
  2. Quirílius Cornélius, centurión romano, en Jerusalén, Palestina, hoy, Israel. Esas informaciones se encuentran en la obra psicografiada por una médium de recursos excepcionales y, finalmente -lo que es muy importante- editada bajo el sello de la FEB (Federação Espírita Brasileira), con la traducción de Manuel Quintão. Se trata del libro Herculanum, del Conde J. W. Rochester.
  3. Reencarnación como Jan Huss, filósofo, reformador religioso, en Bohemia, hoy República Checa. La noticia de esta otra encarnación fue dada a través de la médium Ermance Dufaux, en el año de 1857. El registro del hecho, que también estaba en la Librería de Leymarie y fue copiado por Canuto Abreu, con la invasión nazi, los originales fueron destruidos. Divaldo Pereira Franco también ya reveló este hecho en su conjunto de charlas espíritas.
  4. Hippoliyte Léon Denizard Rivail, ocurrida el 03 de octubre de 1804.

Lea también: ¿Existe la reencarnación? ¿Qué es, qué dice la Biblia, para qué sirve?

¿Cómo murió Allan Kardec y dónde está la tumba de Allan Kardec?

Kardec murió en París, el día 31 de marzo de 1869. Víctima de la ruptura de un aneurisma, a los 65 años, el profesor Hippoliyte Léon Denizard Rivail cerraba los ojos en el Plano Físico para despertar con la fortuna del deber cumplido en el Plano Espiritual. El cuerpo físico de Allan Kardec está sepultado en el Cementerio Père-Lachaise, en París, al lado de su esposa, Amélie-Gabrielle Boudet (que desencarnó el 21 de enero de 1883).

¿Allan Kardec obtenía lucro con sus obras?

Allan Kardec costeó la primera edición de “El Libro de los Espíritus”, cedió los derechos de publicación a las editoras y obtenía derechos autorales apenas simbólicos. Kardec presentó a la Sociedad de Estudios Espíritas, en 1862, el balance financiero de las publicaciones que no llegaban “a gran cosa”. Algunas veces tenía que comprar las obras “con descuento” para distribuirlas. Sus viajes, realizados en los años de 1860, 1861, 1862, 1864, 1866 y 1867, donde visitó núcleos de estudios Espíritas en Francia y en otros países, fueron pagados con sus ganancias, a pesar de haber recibido muchas críticas falsas de que era un hombre rico.

Lea también: ¡El Perdón hace bien! Pero, ¿cómo perdonar? Historias Reales y el Perdón en la Biblia

¿Cuál es el orden de lectura de las obras de Allan Kardec?

Allan Kardec recomendó en “El Libro de los Médiums” (Primera parte – Nociones preliminares > Capítulo III – Del método), una ruta o guía para el estudio de la Doctrina Espírita:

Comenzando con “¿Qué es el Espiritismo?” que contiene una breve exposición de los principios de la Doctrina Espírita, y luego “El Libro de los Espíritus”, que contiene la doctrina completa, como la dictaron los propios Espíritus, con toda su filosofía y todas sus consecuencias morales. Es la revelación del destino del hombre, la iniciación en el conocimiento de la naturaleza de los Espíritus y en los misterios de la vida más allá de la tumba. Y los siguientes volúmenes, en este orden:

  1. “¿Qué es el Espiritismo?”.
  2. “El Libro de los Espíritus”.
  3. “El Libro de los Médiums”.
  4. “12 volúmenes | Revista Espírita”.
  5. “La Génesis”.
  6. “El Evangelio según El Espiritismo”.
  7. “El Cielo y el Infierno”.

Existe un museo sobre Allan Kardec o sobre el Espiritismo?

Se encuentran en funcionamiento, conforme investigación reciente (mayo/2020) en internet, los siguientes museos relacionados a Allan Kardec y al Espiritismo:

Museu Nacional do Espiritismo (MUNESPI) – Museo Nacional del Espiritismo, localizado en Curitiba/PR

La institución surgió simultáneamente con la Sociedad Brasileira de Estudios Espíritas. La propuesta del Museo Nacional del Espiritismo es la de estar siempre abierto al estudio científico de todo lo que se refiere al Espiritismo, en el sentido de organizar, conservar, clasificar, catalogar, restaurar y contextualizar el resultado del proceso mediúmnico. La colección está compuesta por obras (productos) resultado del proceso mediúmnico, tales como fotografías, grabaciones en cintas magnéticas, psicopictografías, materializaciones, psicografías. También hacen parte de la colección, documentos relacionados a la historia del Movimiento Espírita Brasileño y sus principales médiums.

(Más información: https://munespi.com/)

Ruta Histórica Espírita en París

Un viaje por los puntos históricos relacionados al Espiritismo, localizados en la capital francesa, la cuna de la doctrina consoladora, a mediados del siglo XIX. Presenta los mejores lugares donde Allan Kardec desarrolló sus descubrimientos espíritas y la codificación de la doctrina.

(Fuente: http://www.luzespirita.org.br/index.php?lisPage=rhep)

O Museu Espírita de São Paulo – El Museo Espírita de São Paulo

Perteneciente al Instituto de Cultura Espírita del Estado de São Paulo (ICESP),  organizado por el Dr. Paulo Toledo Machado, a partir de una colección reunida durante décadas en un local apropiado y organizado para permitir su preservación y análisis. El Museo, localizado en la Lapa, cuenta con una excelente biblioteca, una hemeroteca con colección de periódicos y publicaciones, y salas para conferencias y presentación de la colección principal. En un edificio anexo están siendo preparadas la Pinacoteca, una sala para proyección de películas, archivo histórico y sala de teatro. Son en total tres edificios que hacen parte del Museo.

(Más información: http://museuespirita.org/)

MĚSTSKÉ MUZEUM NOVÁ PAKA (República Checa)

En el ático del edificio, usted puede ver exposiciones de dibujos “mediúmnicos” y otros artículos relacionados al movimiento espírita. La colección de esos dibujos en el museo, que pertenecen al estilo “l´Art brut”, es la más grande de la República Checa y también una de las mayores de Europa. La exposición también presenta trabajos de la edición de Karel Sezemský, «Spirit Nová Paka».

(Más información: http://muzeum.cz/en/permanent-exhibitions/exhibition-of-spiritism/)

6 frases de Allan Kardec

  1. “Sólo es inquebrantable la fe que puede enfrentar a la razón cara a cara, en todas las épocas de la Humanidad”.
  2. “Se reconoce la calidad de los Espíritus por su lenguaje; la de los Espíritus verdaderamente buenos y superiores es siempre digna, noble, lógica, exenta de contradicciones; respira la sabiduría, la benevolencia, la modestia y la moral más pura; es concisa y sin palabras inútiles. En los Espíritus inferiores, ignorantes, u orgullosos, el vacío de las ideas es casi siempre compensado por la abundancia de las palabras. Todo pensamiento evidentemente falso, toda máxima contraria a la sana moral, todo consejo ridículo, toda expresión grosera, trivial o simplemente frívola, en resumen, toda marca de malevolencia, de presunción o de arrogancia, son señales incontestables de inferioridad en un Espíritu”.
  3. «Se reconoce al verdadero espírita por su transformación moral, y por los esfuerzos que hace para vencer sus malas inclinaciones».
  4. «Por medio del Espiritismo la humanidad debe entrar en una nueva fase, la del progreso moral, que es su consecuencia inevitable».
  5. «Caminando a la par con el progreso, el Espiritismo jamás será anticuado, porque, si nuevos descubrimientos demostraran que estaba equivocado sobre cualquier punto, cambiaría en ese punto. Si se revela una nueva verdad, la aceptará».
  6. «Mejorados los hombres, no ofrecerán al mundo invisible sino buenos espíritus; éstos, encarnándose, por su parte solo ofrecerán a la Humanidad corporal elementos perfeccionados. La Tierra dejará, entonces, de ser un mundo de expiación y los hombres no sufrirán más las miserias que son consecuencia de sus imperfecciones».

 

Bibliografía

  • WANTUIL, Zêus (Org.) – Allan Kardec: o educador e o codificador – 4ª ed. Brasília: FEB, 2019.
  • Revista Espírita, maio /1869 – disponible en el site de la FEB, 2020.
  • KARDEC, Allan – Obras Póstumas – Rio de Janeiro: FEB, 13/04/2005.
  • KARDEC, Allan – Livro dos Espíritos – 93ª ed. Brasília: FEB, 2019.
  • WANTUIL, Zêus, Grandes Espíritas do Brasil – 2ª ed. Rio de Janeiro: FEB, 1981 p. 51.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *