Mediumnidad: Tipos, Ejemplos, Cómo Desenvolver y Libros Confiables 

Hola amigo(a) de Contenido Espírita, hoy vamos a hablar sobre lo que es mediumnidad según el Espiritismo. Acompañe este artículo y conozca más sobre el asunto.

¿Qué es mediumnidad según el Espiritismo?

Según Allan Kardec, el codificador del Espiritismo, todos nosotros somos más o menos médiums, refiriéndose al hecho de que todos tenemos un cierto grado de sensibilidad, sin embargo médium, en el sentido del término, es aquel individuo que posee esta sensibilidad de forma ostensible, que capta, que percibe mil matices que, para aquel que no tiene esta sensibilidad de forma intensa, pasa desapercibido, este mundo invisible a nuestro alrededor.

¿Qué es ser una persona médium?

Médium, como el nombre sugiere es aquel que está en el medio, entre el mundo físico y el extra físico, es el intermediario, percibiendo a través de su “antena psíquica” que se manifiesta en el cuerpo humano, a través de una glándula cerebral, la glándula pineal o epífisis, que en la mayoría de las personas, después de cierta edad, en la adolescencia, esta glándula disminuye de tamaño y hasta se seca, mientras que en otros se vuelve más viva y casi se duplica en tamaño. La epífisis es la sede de la mediumnidad en el cuerpo humano.

La ciencia humana, hasta el presente, no consigue explicar, aún, este hecho de que el comportamiento de esta glándula pueda ser tan diverso entre las personas. Percibiendo de infinitas maneras el mundo invisible en el cual estamos todos inmersos, ya que se interpenetran el mundo físico, objetivo y el mundo espiritual, subjetivo.

Sensaciones de la mediumnidad: ¿Qué siente una persona médium?

Las sensaciones del sensitivo, el médium, varían hasta el infinito:

  • olores,
  • visiones,
  • sensaciones,
  • colores,
  • ruidos
  • y miles de otros matices

 

Que son pasibles de ser captadas por los médiums, demostrando la necesidad de ir, el sensitivo, en busca del conocimiento sobre las preguntas de la mediumnidad, a fin de poder lidiar con problemas tan complejos.

 

Mediunidade y la reencarnación

La mediumnidad ya está establecida inclusive antes de que el Espíritu reencarne, inclusive en el mundo espiritual es definida la presencia de mediumnidad ostensible en la nueva vida que está por iniciar, vida en un nuevo cuerpo.

De esta forma, la mediumnidad es una facultad que no depende de creencia, color, clase social, nivel socio-económico o cultural y que ya viene establecida incluso antes de la reencarnación, en la patria espiritual, por lo tanto, no hay posibilidad de que el individuo tome alguna acción que pueda conducir al surgimiento de la mediumnidad, ésta está subordinada al programa de reencarnación de cada persona.

Lea también: Espiritismo: ¿Qué es? historia, fundamentos y obras principales

 

El libro principal sobre mediumnidad

El gran manual sobre Mediumnidad es El Libro de los Médiums, lanzado el 15 de Enero de 1861, en París, por Allan Kardec, y tiene como contenido doctrinario la enseñanza especial de los Espíritus sobre la teoría de todos los géneros de manifestaciones, los medios de comunicación con el mundo invisible,  el desarrollo de la mediumnidad, las dificultades y obstáculos que se pueden encontrar en la práctica del Espiritismo.

Lea también: Conferencias Espíritas: sobre Jesús, Reencarnación, Mediumnidad y la Doctrina

Señales de mediumnidad. ¿Cómo saber si usted debe trabajar su mediumnidad?

A lo largo de nuestras vidas, la Mediumnidad podrá surgir de infinitas maneras, dependiendo del grado de sensibilidad de cada uno.

Cuando esta sensibilidad se presenta de forma ostensible, en razón del afloramiento de la Mediumnidad, el individuo tendrá que experimentar diversas sensaciones, y muchas veces controvertidas, como por ejemplo:

  • el hecho de un cambio abrupto y repentino de humor, sin una razón aparente,
  • otras veces pasará a “sentir” presencias, como si estuviese en la compañía de alguien que solamente él es capaz de ver,
  • o a través de las más diversas sensaciones, como ansiedad, pánico, dolor, tristeza, alegría, odio, etc.… llevando al individuo, a menudo, a desequilibrios que necesitarán auxilio específico.

Sociedades Espíritas para el desarrollo de la mediumnidad

Muchas veces llegan hasta las Sociedades Espíritas, personas con estas y otras dificultades en esta área, sufridas, angustiadas y deseosas de entender lo que está sucediendo, generalmente después de haber golpeado en muchas puertas, sin éxito.

A medida que comienzan a oír las enseñanzas de Allan Kardec, a través del conocimiento y estudio de las obras básicas del Espiritismo, ya sea a través de charlas espíritas, de un atendimiento personal a través del diálogo fraterno, ofrecido en las Sociedades Espíritas, estas personas comienzan a entender los mecanismos de la mediumnidad y perciben que se hace necesario una caminada, algunas veces larga, que va a exigir dedicación, empeño y disciplina para que más allá de entender, el individuo se capacite para lidiar con la mediumnidad de forma equilibrada y racional.

Evidentemente se trata de un gran desafío, pues si nos es difícil conocernos a nosotros mismos y lidiar con nuestros problemas íntimos y conflictos, que todos nosotros tenemos, imaginemos en el caso de la mediumnidad, lidiar con los más variados sentimientos, que son captados por el sensible en el mundo que nos rodea, es de hecho un desafío inmenso.

Lea también: ¡El perdón hace bien! Pero, ¿cómo perdonar? 4 libros que te ayudarán

Como saber si debo trabajar la mediumnidad?

Lo que irá definir si el individuo necesita trabajar la mediumnidad, como vulgarmente se habla, será el grado de dificultad que su surgimiento va a imponer a su portador.

Pues esta facultad puede aparecer en cualquier época, en cualquier edad, trayendo muchos desafíos al Ser, que pueden variar al infinito, siendo en algunos, muy suaves y estables, mientras que en otras pueden aparecer de forma abrupta, intensamente, causando una gran confusión, pudiendo colocar la vida del sujeto “de cabeza para abajo” de un momento para otro.

En el pasado cercano, en los manicomios, la mayoría de los pacientes, eran en realidad, portadores de mediumnidad, lo que no significa, sin embargo, que la mediumnidad sea sinónimo del camino para la locura, sino todo lo contrario, el estudio sólido de la mediumnidad, es el que lleva al entendimiento y la comprensión de los fenómenos espíritas, son de hecho, verdadero antídoto para el desequilibrio y la locura.

Lea también: ¿Existe la reencarnación? ¿Qué es, qué dice la Biblia, para qué sirve?

5 tipos principales de mediumnidad

Entre este universo tan variado, rico de matices, podríamos destacar cinco tipos principales de mediumnidad:

Médiums psicofónicos

Son aquellos que captan el pensamiento del Espíritu que se quiere comunicar y a través del habla van de forma más o menos consciente, transmitiendo lo que el espíritu comunicante desea decir. Es como si el médium vistiese  el pensamiento del Espíritu, el discurso pasa, por así decir, por la mente del médium y éste lo exterioriza a través de la palabra, la mayoría de las veces el médium no está pensando en lo que está siendo hablado, en otras él ignora aquel contenido, que le es totalmente extraño, y etc…

Médiums Videntes o Clarividentes

Son aquellos dotados de la capacidad de ver los Espíritus, donde algunos disfrutan de esta facultad en estado normal, o sea, fuera del trance mediúmnico, cuando perfectamente despiertos, conservan el recuerdo de lo que vieron. Otros poseen esta capacidad solamente en estado sonámbulo o cercano al sonambulismo. Sin embargo, es muy raro que esta facultad se muestre de forma permanente, casi siempre es consecuencia de una crisis pasajera. El médium vidente cree ver los Espíritus con los ojos cerrados, pero los ve a través del alma, y es capaz de verlos incluso con los ojos cerrados, donde se puede concluir que incluso un médium ciego es capaz de ver los Espíritus.

 Médiums de efectos físicos

Son aquellos capaces de producir efectos materiales, como el movimiento de cuerpos inertes, los ruidos, etc. Esta es una mediumnidad bastante rara y puede dividirse en médiums facultativos, los que tienen consciencia de su poder y que producen fenómenos espíritas por acto de su propia voluntad, y los médiums involuntarios o naturales, que son aquellos en que los fenómenos ocurrirán, ejercerán su influencia, ajeno a su voluntad. Estos, no tienen consciencia de la capacidad que poseen y muchas veces lo que es anormal y ocurre a su alrededor, no les parece nada extraordinario.

Médiums curadores, o de cura

Son aquellos que poseen el don de curar con un simple toque, por la mirada, o por un gesto, sin el uso de cualquier medicación, apenas recurriendo al recurso de la oración, que es una verdadera evocación.

Médiums Psicógrafos, o de psicografía

La psicografía ocurre cuando un Espíritu que se quiere comunicar actúa sobre el médium que bajo esta influencia mueve el brazo de forma mecánica, en el caso de la psicografía directa, para escribir, sin que el médium tenga la menor idea de lo que va a producir en la escritura que está siendo escrita a través de él.

Ya en la escritura indirecta, el Espíritu comunicante se acerca al médium y le intuye, como que le va diciendo en un procesos mente a mente lo que desea escribir y el médium va siguiendo las sugerencias mentales, en este caso, el médium sabe, y de cierta forma, participa de lo que será escrito.

Lea también: Divaldo Franco: Historia, Película, Premios, Curiosidades [Información completa]

Relatos de mediumnidad narrados en la Biblia

Tenemos en la Biblia varios relatos relacionados con la mediumnidad, que es atemporal, uno de estos casos es el momento de la transformación del agua en vino, en las bodas de Caná, por Jesús, narrado en Juan 2.1-11. También en Isaías (Is 8,19)

…parece que él oyó “una voz como la de un fantasma que viene de la tierra.”

Y también en Juan (Jo 4 ,1):

“Amados, no creáis en cualquier espíritu, pero examinad los espíritus para ver si son de Dios…”

Lea también: Propósito de vida: ¿Cómo definir su propósito? Consejos e Inspiraciones

¿Cómo desarrollar la mediumnidad?

Existen sociedades espíritas serias, a pesar de que muchas veces sean constituidas por hombres falibles como somos todos, eso hace que un trabajo serio no pueda ser realizado; también debemos recordar que no todas las instituciones espíritas buscan un fin serio, algunas veces por maldad, pero en la mayoría de veces, por ignorancia, que siendo espiritualistas en sus prácticas, se dicen espíritas, sin serlo.

En las instituciones serias, en cuya base está el estudio sistemático de las Obras Básicas de la Codificación Espírita, dictadas por los espíritus superiores y organizadas por Allan Kardec, encontraremos toda una estructura, una programación de estudios y cursos que van a posibilitar no solo el conocimiento profundo y sólido del Espiritismo, si no también el desenvolvimiento de su aspecto práctico, específicamente aquí, de la Mediumnidad

Grupos de Intercambio Mediúmnico

El aspirante a médium, debidamente orientado irá a participar de actividades con el fin específico de experimentación, los llamados Grupos de Intercambio Mediúmnico, que promueven en estas actividades la comunicación de los Espíritus a través de los médiums, más o menos entrenados.

Con la antena psíquica buscan mejorarse a fin de conocer más y mejor las complejidades de la mediumnidad con el fin de servir a la causa del bien, colocando su sensibilidad y hasta mismo su organismo físico al servicio del esclarecimiento de los que sufren en las sombras de la ignorancia, a través de la bendecida “mediumnidad con Jesús”.

Lea también: Pase Espírita: ¿Qué es?, Principales Beneficios y Preguntas Frecuentes

Mediumnidad Infantil en la visión espírita

La mediumnidad puede florecer en los niños, pero en ellos, a la luz del Espiritismo, es aconsejable abstenerse de alentar a los niños a practicar la mediumnidad, principalmente debido al organismo todavía débil, en formación, teniendo en cuenta el desgaste generalizado de las fuerzas que la actividad mediúmnica puede causar.

Lea también: El Evangelio en el Hogar: Cómo hacer el Evangelio en el Hogar (paso a paso)

 

Desafíos de ser médium conforme a la doctrina espírita

De acuerdo con el Espiritismo, ser médium es un gran desafío, pues irá a exigir del candidato muchos cambios en sus hábitos de vida, exigir mucha disciplina, dedicación, empeño y abnegación, que no todos estarán dispuestos a asumir con estos altos costos.

No se puede imaginar el desarrollo y práctica de la mediumnidad, sin que hayan muchos cambios en la vida del médium, es saludable para el candidato a médium, informarse bien, para que tenga noción de lo que tendrá que renunciar, para dedicarse a ser médium.

Lea también: Joanna de Ângelis: Reencarnaciones, Libros y Mensajes

Peligros de explotar financieramente su mediumnidad…

Muchos médiums desprevenidos, que trataron de lidiar con la mediumnidad solo con sus aspectos prácticos, sin el estudio profundo que la facultad mediúmnica exige, terminan deslizándose a través de una infinidad de errores y trampas tramadas por el mundo espiritual inferior.

Nuestros hermanos, que todavía se dejan dominar por la ignorancia, terminan influenciando a estos médiums que se vuelven explotadores de la mediumnidad, desconsiderando la máxima de “Dad de gracia, lo que de gracia recibisteis”.

En complicidad con entidades espirituales que se dedican a todo para hablar, sin ningún compromiso con la verdad, utilizándose,  muchas veces, de nombres respetables y pomposos, solamente para ganar crédito, en el afán de engañar, cobrando altas sumas de aquellos que buscan los “médiums profesionales”, de los cuales el mundo está lleno.

Al lidiar con la mediumnidad con el objetivo de obtener ganancias, el médium se está exponiendo a grande peligros, pues los Espíritus que vendrán en su “ayuda”, serán en su gran mayoría, Espíritus que simpatizan con esa actitud, desprovistos de escrúpulos para con la falla del desprevenido lidiador de la mediumnidad. La mediumnidad, según Allan Kardec, en “El Libro de los Médiums”, “es una facultad bendecida y santa, y debe ser vivida santamente”.

Lea también: Bezerra de Menezes: Biografía, vida, desencarnación, obra e historias

Ejemplos de Mediumnidades

El mundo está lleno de médiums buenos, pero carente  de buenos médiums que vivan la mediumnidad con Jesús.

Solamente podremos lidiar con algo de forma amplia y profunda, teniendo conocimientos amplios y profundos sobre aquella materia que buscaremos.

El Espiritismo es una ciencia, y como tal, demanda tiempo, estudio profundo, meditación precisa en sus matices, para adquirir condiciones y recursos para su práctica.

Conclusión: use bien su mediumnidad

La doctrina espírita es un verdadero tesoro, pues a través de esta doctrina, notamos que nadie muere, que no somos culpables, pero somos responsables por todo lo que hacemos y afecta a nuestro alrededor, y que Dios es este padre de amor, que siempre nos brinda nuevas oportunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *